MIEDO AL ASCENSO

AUTOSABOTAJE N° 2:

PIENSAS QUE TU JEFE ES EL MISMÍSIMO SATANÁS.
Una de las respuestas más comunes que nos vienen de un golpe a la mente cuando nos preguntan por la afabilidad y disponibilidad de un superior en la empresa es “está muy ocupado para ocuparse de mí” o “no me aprecia lo suficiente”. Pero ¿sabes a ciencia cierta? “En las empresas modernas, ser un jefe comprensivo con las necesidades del empleado también te suma puntos antes tus propios superiores”, revela Christian Texeira, headhunter y autor de Estás contratado: Tácticas para venderte al mejor empleador. “A muy pocos les interesa hoy en día pasar por tiranos que mantienen sojuzgados a sus pobres vasallos. El jefe moderno busca que sus empleados crezcan y avancen en la compañía, pues cada nuevo éxito en materia de personal es el equivalente a un descubridor de talentos que halla a un ganador de un Grammy”, puntualiza.


SOLUCIÓN:
La próxima vez que bajes la cabeza y busques la oportunidad de reírte falsamente de un chiste de tu supervisor, mejor intenta interesarte más en sus intereses reales y en su personalidad. Empieza la conversación con un “quisiera tu consejo sobre este tema, aprovechando que tú tienes más experiencia”. Esto abre las puertas a un diálogo más honesto y no te hace sonar como un servil lacayo.



Comentarios

Entradas populares